Fotografía para Restaurantes


Ver una fotografía de comida y que literalmente nos apetezca el plato de comida presente. Sugerir y conectar el sentido de la vista con el resto de los sentidos.

La esencia de la fotografía gastronómica es lograr una imagen de un plato de comida provoque el deseo de probarlo. Y no sólo con fines publicitarios, sino también dentro de las propias cartas de restaurante, provocando la selección de los platos de una forma mucho más visual y apetecible para los comensales.

La iluminación es crítica por las propias circunstancias del local y normalmente difícil de controlar como en el estudio. Por ello, forzar los ajustes de la cámara para obtener una imagen negra y después configurar la iluminación artificial es fundamental.

Estas fotografías fueron hechas usando la Olympus OMD EM1 y un único flash Godox TT600 con un octabox o un softbox.  Para reducir el contraste de la luz  recurrí a un reflector 5 en 1 por el lado plateado.